¿Alguna vez has escuchado sobre «cargar muertos»?

Yo sí, escuchaba eso de amigas o señoras. La verdad no entendía, tampoco me generaba morbo. Siempre he tenido curiosidad en el mundo esotérico pero con cierto grado de escepticismo.

Hace dos años, duré seis meses con insomnio, siempre despertaba a la famosa hora del diablo. Nunca sentí alguna vibra rara. Durante esos meses yo me volví más seria, amargada, odiaba cualquier interacción social, me costaba trabajo reír o ser esa persona alegre que solía ser.

Una tarde, al salir del trabajo me empecé a sentir mal. No era ese malestar de migraña, gripe, o estomacal, esto iba más allá de algo «normal». Al llegar a casa mi mamá me vio pálida. Le dije: «¿Y si me haces una limpia con un huevo, ella accedió.

También lee | Las Mil Hojas

Aunque mi mamá no sabía interpretar lo que decía, le envió una foto a mi abuela para saber qué me pasaba. Mi abue no quiso alarmarme, solo me dijo: «Cuídate mucho hijita, porque hay gente mala». A los dos días me llevaron con un brujo.

Ese señor me dijo: «Alguien te echó un muerto».

Yo solo quería pensar que estaba deprimida, pero hay algo a lo que nunca le encontré una explicación…

¿Por qué despertaba con rasguños o moretones?

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *