Armando Manzanero: las 2 caras de su historia

Armando Manzanero, cantautor mexicano e ícono del género del bolero en Latinoamérica, falleció la madrugada de hoy a sus 85 años tras permanecer varios días hospitalizado por Covid-19.

Horas después de su muerte, surgió una declaración controversial hecha por su hijo Juan Pablo Manzanero al periódico Reforma, donde confirmó que su padre se cansó del confinamiento y decidió hacer un viaje en donde contrajo el virus y contagió a sus hijos.

Tras esto, Pablo Manzanero hizo un llamado a la sociedad para no bajar la guardia y seguir las medidas de prevención frente a la pandemia.

Su legado artístico

Nacido en Mérida, Yucatán el 7 de diciembre de 1935, Armando Manzanero Canché es uno de los artistas mexicanos más reconocidos y homenajeados en el mundo.

Sus 70 años de trayectoria han quedado plasmados en cientos de canciones de su autoría, mismas que han sido interpretadas por diversas personalidades como: Luis Miguel, Alejandro Fernández, Ana Torroja, Andrés Calamaro, Andrea Bocceli, Susana Zabaleta, entre otros.

El autor de “Contigo aprendí” fue acreedor de diversos reconocimientos como: Premio lo nuestro a la excelencia (1993), Grammy Latino al mejor Álbum Vocal Pop Dúo (2001), Grammy Latino a la Excelencia Musical (2010) y el Billboard de la Música Latina a la Trayectoria Artística. (2020), además de ser el primer compositor mexicano en recibir el Grammy Honorífico por su trayectoria el 25 de enero del 2014.

También es considerado uno de los compositores más importantes de la música mexicana, habiendo publicado más de 30 discos, entre ellos:

“Somos Novios” (1968), “Ternura y Romance” (1979), “Las canciones que quise escribir” ( 1992), «La libertad de Manzanero» (1995) y «Nada Personal» (1996), asimismo sumó a su carrera aportaciones como productor musical y actor.

El lado oscuro de su historia

A pesar de que el compositor posee una herencia musical amplia y un sinfin de temas para dedicar a nuestro ser amado, no podemos ignorar el lado oscuro de su historia que, a lo largo de su existencia, ha quedado plasmado en diferentes notas y entrevistas.

En 2002 declaró para ABC en español: “Mi mujer vive para mí y es una consentida. Reconozco que soy un machista, pero también un romántico que vuelve locas a las mujeres”.

Tres años después, en 2005, su ex esposa Olga Leticia Aradillas denunció legalmente al cantautor por haber recibido abusos psicológicos y físicos de su parte durante su matrimonio.

Según información de Cimacnoticias, los abusos se dieron desde los primeros años de su unión, pero la gota que derramó el vaso fue cuando en agosto del 2004, tras una discusión, Manzanero arrancó la ropa de su esposa Olga y la golpeó para después sacarla de su casa y pedirle a sus empleados que no le permitieran la entrada a su propio hogar.

Como venganza de la denuncia, éste la acusó de haberle robado una camioneta, con lo cual pretendía que se le encarcelara.

Finalmente, Aradilla fue eximida del cargo de hurto de la misma manera que el compositor de las acusaciones de violencia doméstica.

Pero parece que al músico le gustaba crear controversia con sus opiniones, pues en marzo del 2019, fue altamente criticado por comentar ante los medios: “A las mujeres les gusta que las acosen”,  y considerar que exageraban al denunciar estas prácticas.

“Que yo recuerde desde que soy niño les encanta que las acosen”.

Tras haber hecho tal declaración, intentó retractarse añadiendo: “cuando yo hablo de acoso no estoy hablando de agresión, estoy hablando de que las abordan. Yo no conozco a ninguna mujer que le disguste que la enamoren y que se acerquen a ella”.

Dicha opinión desató la furia en redes sociales, sobre todo entre las mujeres que durante años han luchado contra la opresión y cosificación por parte de los hombres.

No podemos negar que su música ha trascendido a través de las generaciones, siendo considerado por nuestros papás y abuelos como un símbolo del romanticismo y el cortejo.

Sin embargo, debemos recordar que el legado musical e incluso cultural de un artista no es una excusa para glorificarlo ni minimizar sus acciones.

“El rey del romanticismo” predicaba amor y dulzura en sus letras, pero se contradijo en diversas ocasiones con sus posturas y actos machistas que no deben olvidarse, ni invisibilizarse.


Te recomendamos:

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *