Makiyah Bryant murió a manos de un policía "blanco" de Columbus, Ohio.

De acuerdo con medios estadounidenses, Makiyah forcejeaba en el patio de su casa con el agresor por el que pidió ayuda a las fuerzas de seguridad. Ella sostenía un cuchillo al momento del altercado y antes que la policía bajara de la patrulla lo arrojó al suelo.

Compartir