El Camino a Justice League: The Snyder Cut

El cine de superhéroes cambió para siempre en 2008, el año que se estrenaron las cintas de Iron Man, que daría pie al Universo Cinematográfico de Marvel; así como The Dark Knight, película que quitaría por completo que las películas del género eran exclusivamente para un entretenimiento palomero, sino que se podían contar grandes historias usando a estos personajes.

Desde entonces múltiples directores y actores han tomado las riendas para ir dando forma a un vasto catálogo que incluye cintas de lo más absurdas y de tono ligero, hasta aquellas que buscan trascender no solo en su género, sino como una gran película a secas.

Dentro de ese amplio espectro, Zack Snyder, un director que ya había trabajado con Warner Bros, e hizo incursiones en adaptaciones de cómics en filmes como 300 y Watchmen, se puso a la cabeza de un equipo que pretendía seguir los pasos de Marvel Studios y hacer su propio universo de películas interconectadas, basadas en los personajes de DC Comics.

Zack Snyder, director de Justice League
Zack Snyder

El origen

La primera adaptación dirigida por él en 2013 fue Man of Steel, en la que se retratan los primeros años de Superman de una forma mucho más oscura que la presentación que había existido en pantallas en cintas previas del personaje. 

El llevar a uno de los héroes más icónicos, que siempre se caracterizó como un símbolo inequívoco de esperanza, por un viaje más brutal y aguerrido, tratando de encontrar aires de profundidad en el dolor y el conflicto interno, fue severamente criticado por especialistas y fans por igual. Sin embargo, hubo quienes quedaron satisfechos con el resultado y la recaudación de taquilla fue buena.

La segunda entrega de este universo vino igualmente de la mano de Zack Snyder en 2016 y giró en torno a uno de los enfrentamientos más esperados del cine de superhéroes. Batman V Superman puso por primera vez en pantalla grande a dos de los colosos más importantes del género. Un encuentro con el que los fans habían soñado desde las grandes franquicias de ambos superhéroes en la década de los ochenta.

Este filme fue el que desató la polémica entre los seguidores por múltiples cuestiones.

Batman V Superman
Batman V Superman

Cine de fans para fans

Por un lado, existía la sensación de ser un movimiento demasiado apresurado, pues en comparación a Marvel, que había presentado a sus personajes uno por uno durante años para poderlos reunir finalmente en una cinta de grandes proporciones; Snyder solo presentó a un personaje antes de cruzarlo con un vasto número de aliados y enemigos que no se habían introducido en este universo.

Por otro lado, la sobrecarga del director no se detuvo en la inclusión de personajes. Sino que en una sola cinta buscó incluir una cantidad de situaciones y tramas que volvían larga, confusa y a momentos hasta incoherente a la cinta. 

Aún así, no fueron pocos los fanáticos que disfrutaron de la propuesta del director y sintieron que Zack era un director que no buscaba complacer a las grandes productoras, sino en elaborar películas con gran calidad visual, que tuvieran grandes referencias al material de origen y que se sintiera el amor del director para con los personajes. Una película de fans para fans.

Teniendo a la comunidad dividida entre apoyos y ataques a la franquicia, la fe depositada en la visión de Snyder comenzó a flaquear. Sin embargo, su puesto como director de Justice League siguió en pie para dar continuidad a la narrativa ya establecida.

Una película divertida pero olvidable

No fue sino hasta 2017, que las tensiones entre el director y el estudio llegó a su punto más álgido, cuando después de fuertes problemas personales, Zack tuvo que dejar la silla de director y fue sustituido por Josh Whedon, director de la cinta de Avengers, cinta del estudio contrario que hasta ese momento era la más taquillera del género. 

De la mano de Josh, Warner quiso tomar un cambio de rumbo, dando pie a re-grabaciones para que la cinta tuviera un tono más ligero, alegre y fácil de procesar por la audiencia, creyendo que así lograrían emular el éxito de la competencia. Este movimiento resultó aún más contraproducente,

Desde su estreno, buena parte de la fanaticada quedó insatisfecha, tachando a la película de divertida pero olvidable, a totalmente desastrosa. La parte en la que casi todos coincidían es en que ya no se sentía ese corazón puesto en las cintas previas en las que podías ver la pasión de su director. Esta sí era una película de estudio, hecha simplemente para recaudar taquilla.

Fue así que los fans crearon un movimiento en redes sociales llamado #ReleaseTheSnyderCut, en el que pedían al estudio que le dieran la oportunidad a Zack Snyder de completar su propio corte y ver cómo era esa tan esperada cinta. A su vez el director le daba fuerza a la causa, dando declaraciones cada cierto tiempo sobre cómo hubiera sido su versión, así como tomas de las escenas que no fueron usadas en la versión de cine.

Justice League

The Snyder Cut

Las expectativas se volvieron año con año, más grandes, teniendo declaraciones diversas por parte de gente involucrada en la producción o en Warner, algunos diciendo que la cinta de Snyder era abominable e incompleta y que el estudio no tenía interés en completarla, pues costaría al menos otros 20 millones de dólares completar los efectos especiales.

De igual forma, se alzaban voces a decir que era perfectamente realizable el lanzamiento, si el estudio veía una oportunidad de negocios por el interés de la fanaticada.

Finalmente, a raíz de muchos factores, como la situación pandémica de 2020, así como el lanzamiento de la plataforma de streaming de HBO-Max, en la que Warner pretende posicionar su material original en plataforma digitales; el estudio encontró un lugar rentable para liberar la ya mítica versión de Snyder.

El corte de cine del director será algo que nunca conoceremos, pues Zack necesitó de 70 millones adicionales para completar su visión y por el formato que permite la transmisión por internet, la duración de la cinta es de aproximadamente cuatro horas, en las que se incluye material adicional al grabado en 2017.

Sin duda es un hito en la industria fílmica, pues exceptuando contados ajustes que se han hecho a cintas a lo largo de los años, nunca se había suscitado que un movimiento por parte de los fans diera como resultado un reestreno de una cinta de forma casi inédita que poco tiene que ver con la versión original.

Sabiendo todo esto, ¿ya viste el SnyderCut? No te pierdas pronto la reseña de Viraje.

Te podría interesar | Nominaciones a la entrega 93 de los Oscars

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *