El estigma de la locura

Todas las noches, días, horas o minutos, me habla, me atormenta, me adula, me hiere, me sabotea, me hace sobrepensar las cosas y llevarlas al límite; otras veces me hostiga.

De lo que estoy segura es que me conoce más de lo que yo a él. No sé si es mi enemigo o mi aliado. Hay días que lo quiero, otras veces lo odio.

En fin, me dí por vencida, he dejado de luchar contra él, lo he perdonado. Hemos hecho las paces. Cada que lo necesito lo invoco.

Con amor para mi demonio interno.


Conoce más obras de LuckyMirr


¡Síguela en redes sociales!

INSTAGRAM: @luckymirr

TWITTER: @luckymirr

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *