Mujer al borde de un ataque de ansiedad: Ahí no es

"I don't relate to you, no
'Cause I'd never treat me this shitty"
Happier than ever, Billie Eilish

Tras años de quererle, meses de llorarle, horas de escuchar horóscopos y conferencias; además de cantar Happier Than Ever y Total Eclipse of the Heart en repetición miles de veces tengo algo claro: ahí no es. 

Ahí no es porque estar enamorado debería sentirse como tranquilidad, empatía, amabilidad, seguridad, confianza, esperanza, comprensión y respeto. Cuando estoy con él los ataques de ansiedad no paran, me restriega el amor que sí le da a otros y mejor no hablamos de que nunca dice “te quiero”. 

Ahí no es porque merezco estar con alguien valiente, que le cuente a sus amigos que nos queremos y sin ningún titubeo vayamos tomados del brazo mientras caminamos por la calle. En mi realidad sus amigos no saben que le besaba el cuello, le da pena salir conmigo al Oxxo y ni siquiera sale a recibirme a la puerta cuando llego a su casa. 

Ahí no es porque merezco recibir lo que doy, ser escuchada cuando hablo de mis pasiones y tener la certeza de que el día de mañana seguirá ahí aunque llevemos una semana sin poder hablar cara a cara. El día que escribí esto la única que mandó mensajes al chat fui yo, cambió de tema cuando le empecé a hablar de mi fascinación por la radiación y ni siquiera se atrevió a decirme “te quiero” cuando yo se lo dije al oído. 

Podría seguir y seguir con esta serie de señales que me gritan, pero él y ustedes pueden quedarse tranquilos ya me di cuenta que ahí no es.

También lee | Sobre despedidas de vivos… y muertos

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *